Hacer más carriles no hace más sostenible la movilidad

Hacer más carriles no hace más sostenible la movilidad

Eneko Astigorraga plantea en su blog una reflexión sobre la movilidad segregada muy interesante. Comparto plenamente ese punto de vista sobre lo ineficaz de la construcción de carriles para segregar el tráfico, como medida aislada para mejorar la movilidad de las ciudades y reducir la presencia de coches en las calles que, a fin de cuentas, es de lo que se trata:

mientras no trabajemos en reducir la demanda de uso del coche y en condicionar extraordinariamente su abuso en entornos habitacionales, construir carriles bici o carriles bus no servirá más que para hacer más complejas nuestras ciudades y sus aparatos circulatorios

¿Quién se ha comido mi acera?

Quién se ha comido mi acera

Yuly Jara escribe en El Salto Diario sobre un problema derivado del colapso automovilístico en las ciudades: la desaparición de las aceras, consecuencia de ese enorme e ineficiente parque (rotatorio) de vehículos permanentemente inmovilizados. Como sociedad (porque cada caso personal seguramente esté justificado), esa ingente cantidad de vehículos aparcados, sin utiilizar, deteriorándose, ocupando calles y aceras (espacios públicos), es uno de los gastos colectivos más absurdos que tenemos