Masa crítica 27/12/08. Estepona, mejor con bici

El pasado 17/11/08 la delegación de Infraestructuras del Ayto de Estepona nos envió copia de la propuesta de ordenanza municipal para Estepona destinada a establecer nuevas normas de seguridad vial y para el calmado del tráfico con objeto de reducir la intensidad de tráfico en determinadas calles del municipio según distintos criterios, con distintos elementos y atendiendo a diversas clasificaciones para las calles.

A este escrito hicimos dos alegaciones, para que, primero, pudieran existir vías donde, si se dan las condiciones de seguridad apropiadas, una bicicleta pudiera circular en dirección contraria (lo que se denomina «sentido reservado a ciclistas»), por ejemplo en una zona 20 (velocidad limitada a 20km/h y preferencia del peatón). Y la segunda, para que no existieran vías en el casco urbano donde el vehículo motorizado tuviera preferencia sobre el ciclista, sino que estuviesen tratados con las mismas normas comunes a todos los medios de transporte. Esta segunda alegación se hace porque en vías denominadas «de paso» (límite 50 km/h, como actualmente), dentro del casco urbano, según esta normativa, los vehículos a motor tendrán preferencia sobre los ciclistas, o, con otra lectura: se prohibirá circular por la calzada a los ciclistas en aquellas vías donde exista carril bici.

A las dos alegaciones han contestado con un informe negativo.

Creemos que el modelo de movilidad para Estepona, que no lo tienen claro ni políticos, ni sus técnicos, ni conductores, ni peatones, ni ciclistas, y que, salvo excepciones, poca gente dentro de estos grupos se lo ha planteado, debe ser un desarrollo conjunto de TODOS.

Hacen falta opiniones. El principal fallo del modelo actual deviene de la definición de calle, definición que siempre se realiza con el coche como elemento principal: que tenga cuantos más aparcamientos mejor, que tenga cuantos más carriles mejor. Y ese planteamiento incluso lo tienen los propios peatones, es algo que, poco a poco, se ha ido asentando culturalmente. Pero es un error; en la definición de calle lo prioritario es el peatón. Lógicamente, no se pueden quitar a los coches de un plumazo, deben existir vías ágiles para el transporte (motorizado), también es una necesidad que hay que cubrir. Como dice el arquitecto brasileño Jaime Lerner «El coche es como nuestra suegra mecánica: tenemos que tener una buena relación con ella pero no podemos permitir que nos conduzca la vida«. Aquí en la Costa, en la definición del uso de los espacios, siempre ha primado el ladrillo y luego las vías para llegar a los ladrillos; Y pongamos como ejemplo el parque central, del pulmón verde inicial que nos vendían con equipamientos públicos en su interior finalmente ha quedado un pequeño parque rodeado de grandes moles de cemento donde está prohibido circular en bicicleta, incluso a los niños.

No estamos de acuerdo con que la construcción de carriles bici suponga que no podamos ir por la vías contiguas a éstos: en Estepona esto no es necesario. El carril bici, cuando sea conveniente, debe ser la última medida a tomar en un plan de movilidad. La mejor opción es la educación y la adecuación de los carriles ya existentes para que las bicicletas circulen junto a los coches con garantías de seguridad. Es más barato. En todo caso, también creemos que sí tendrían sentido la construcción de vías reservadas a ciclistas y peatones, tipo vía verde, pero no anexas a alguna vía para tráfico motorizado, porque, en Estepona, salvo en el paseo marítimo (y está prohibido por normativa, aunque no se está exigiendo su cumplimiento), no existe un sólo espacio donde los ciclistas puedan pasear en bicicleta.

Por eso, dado que no existe un plan general que defina qué usos tienen qué zonas del municipio y de ahí definir las vías y los espacios que recuperan los ciudadanos -los peatones- (sería el PGOU, pero no se define desde esa óptica, por desgracia. No para la Costa del Sol) , lo único que cabe son actuaciones concretas para mejorar las calles y definir nuevos espacios.

Y en esa línea apuntamos:

– Sacar el tráfico pesado del casco urbano y de la Avda. de España. Que las mercancías lleguen a un punto externo al casco y desde ahí se distribuyan en transportes menos pesados.
– Lo mismo para la estación de autobuses: debe situarse fuera del centro urbano.
– Redefinir los carriles en la Avda. de España. Un sólo carril para cada sentido que permita la circulación en paralelo de un automóvil y una bicicleta con suficientes garantías de seguridad para ambos.
Restringir el tráfico en la calle Terraza y en algunas calles del centro (acceso permitido sólo a residentes, taxis y vehículos autorizados o con autorización puntual).
– Redefinir las cláusulas de la concesión del transporte urbano. Estudiar la conveniencia de las redes actuales y mejorar su regularidad.
– Limitar el tráfico en los alrededores de los colegios e institutos en un radio que garantice la seguridad de los peatones. Desarrollar medidas para que esta limitación se respete, incluso habiendo o no policía cerca.
– Construir vías reservadas a ciclistas y peatones como espacios de ocio.
– Garantizar el acceso a las urbanizaciones del extrarradio con vías alternativas a la A-7 que no supongan un peligro para los ciclistas.
– ¿Carriles bici?, ¿acaso hay espacio?. Si son necesarios, son la última medida a acometer y siempre dentro de un plan integral de movilidad para el municipio que potencie primero el transporte urbano y que rediseñe las vías existentes para que sean más seguras para los ciclistas. Cuando estas medidas no sean suficientes y siempre que no suponga una merma de espacio para el peatón, podrían estudiarse la conveniencia de algún trazado de carril bici.
– Muy importante son las campañas de educación vial para peatones, ciclistas y conductores.

Es necesario desarrollar y debatir este modelo de movilidad. Las propuestas que nos enviéis se harán llegar al Ayuntamiento. Podéis enviarlas por correo electrónico a info@biciestepona.org o publicarlas en este post.

Para la mayoría parece obvio que ciclismo y carril bici son términos muy relacionados y resultaría contraproducente que los propios ciclistas no reivindicáramos el carril bici, pero, a poco que se medite el tema, se encontrarán razones para dudar de su utilidad. Después de tantas salidas de masa crítica como llevamos, con más de una demanda de CARRIL BICI YA por parte de algún participante, después de bastantes entrevistas en medios de comunicación donde el entrevistador preguntaba por el tópico del carril bici y había que contestar con el resto de medidas que ahora proponemos, mucho más importantes, hemos de pedir un poco de sentido común, tal vez el carril bici no sea la primera actuación a acometer, tal vez el carril bici no sea necesario en Estepona. Trabajemos para recuperar espacios para el ciudadano en la calle, fomentemos el uso de la bicicleta, facilitemos los medios de transporte público, releguemos el coche a un segundo plano, desarrollemos un plan de movilidad. Pero hagamos las cosas con sentido común, sin malgastar el dinero, que no sobra en estos tiempos que corren.

Os recordamos que este sábado tenemos una nueva masa crítica, ese paseo ciclista que todos los meses damos por las calles de Estepona, en un recorrido que dura unos 50 minutos, asequible para ciclistas de 1 a 100 años, en compañía de amigos. La salida es, como siempre, desde el Paseíllo (confluencia de las calles Real y Terraza) a las 12:00. Es una invitación al resto de ciudadanos para que usen la bicicleta y es una llamada de atención a las administraciones para que fomenten este uso: pero que lo fomenten con sentido común, sin medidas precipitadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *