El conflicto Taxi-VTC y los cambios de movilidad futuros

El conflicto Taxis vs VTC

El programa Comando Actualidad de TVE realizó un interesante reportaje sobre el conflicto Taxi-VTC, un problema que hoy está de actualidad por las huelgas protagonizadas por el sector del taxi en Barcelona o Madrid, o por anuncios como la entrada en funcionamiento de un parque de VTC en Granada, gestionado por una de las empresas del sector.

El reportaje de TVE está bien y trata muchos puntos de vista. Le falta por introducir en el debate los cambios en la sociedad que justifican la reaparición del VTC (popularización de las app, algoritmos inteligentes, optimización de tiempos muertos de vehículos y un vacío legal e inadecuada regulación) y los inevitables cambios en los modelos de movilidad futuros.

Esta guerra Taxi-VTC forzosamente será pasajera, porque cuando los vehículos sean autónomos, no harán falta ni conductores de taxis ni de VTC (la realidad es que una gran parte de las licencias VTC pertenecen a muy pocos propietarios. En el conflicto entre conductores de unos y otros vehículos, las grandes empresas propietarias de las licencias VTC intentan pasar desapercibidas, tal vez porque su interés a medio plazo sea tener una gran flota de vehículos con licencia autónomos, es decir, sin conductores).

De todas formas, no es nada eficiente (sostenible) tener un coche (sea taxi o VTC, aunque en teoría este último no podría hacerlo) dando vueltas por la ciudad a la espera de que algún cliente lo reclame: ocupa un espacio público y contamina innecesariamente. Las cosas cambiarán forzosamente.

El futuro del transporte público como parte de las necesidades de movilidad

MaaS, movilidad como servicio

Actualmente, la financiación del transporte público la aporta el usuario con su tarifa, y también la administración central, la autonómica y la local, pero no el sector privado, que en la inmensa mayoría de los casos es el que más necesidad de transporte genera. Francia grava a empresas de más de 15 trabajadores con un impuesto destinado directamente a financiar el transporte público. La financiación del transporte público se puede resolver de una forma o de otra, pero se hace bajo los mismos esquemas tradicionales de una “red de transporte público”. Un paso más allá es lo que se está intentado implantar desde octubre de 2016 en la ciudad de Helsinki (1,4 millones de habitantes), que pretende convertir para 2025 su red de transporte público en un sistema dinámico a demanda, creando un “ecosistema de medios de transporte” en vez de una red,  integrando en un único servicio que funciona con una app todos los medios, trenes, autobuses, taxis, bicicletas, alquiler de vehículos, y que resuelve cada necesidad de transporte de cada usuario cuando la tiene, sin necesidad de que el usuario tenga un vehículo de su propiedad ni que tenga que negociar con distintos proveedores y plataformas. Es el servicio MaaS que ya ya tiene una ciudad como Madrid, pero incluyendo también los taxis y un alquiler de vehículos más flexible.  El coste de tener todos estos servicios (incluido el alquiler de vehículos) sin tener que pagar nada adicional es de 499€/mes(1).

Notas:
(1) Finlandia tiene una renta per capita de 45.703 dólares y España de 28.156 dólares (2017).